Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

 La prestigiosa universidad de expertos MIT, Instituto de Tecnología de Massachusetts acaba de recibir un robot de la próxima generación de humanoides de unos 136 kilos, 1.82mtrs de altura denominado Valkyrie. Este prototipo modular avanzado fue otorgado a MIT como un gesto de buena voluntad e incentivo para mantener su división de robótica aplicada con los descubrimientos sobre robótica en el nuevo año. Valkyrie de la NASA es uno de los dos robots inteligentes entregados a las instituciones educativas en esta temporada, con el equipo de la Universidad Northeastern en Boston tras recibir su gemelo-bot para uso en laboratorio de tecnología robótica de la universidad con los mismos fines.

 

La idea de la NASA es que ambas Universidades puedan avanzar en el ámbito de la Robótica para poder enviar sus humanoides a Marte y si todo resulta como la NASA lo espera, aun más allá. Es por esto que La NASA, el MIT y la Universidad Northeastern de Boston se han unido para crear nuevos prototipos del robot R5 Valkyrie para enviarlos al espacio en futuras misiones de la Agencia, entre ellas la de explorar el planeta de Marte como inicio de las misiones espaciales robóticas-humanoides.

Hace un par de años, en 2013, la NASA presentó su prototipo de robot R5. Se trató de unas máquinas humanoides destinadas y diseñadas como forma de apoyo a los astronautas que fueran al espacio en los próximos años. Los robots tenían mucho potencial, pero ahora van a evolucionar hacia nuevos aspectos y funcionalidades. Gracias al trabajo conjunto con el MIT y la Universidad Northeastern de Boston, en EEUU, van a crear nuevos prototipos de estos robots para futuras misiones.

“Los avances de la robótica y la colaboración con androides van a ser cruciales para el desarrollo de las capacidades que exige el viaje a Marte. Nos satisface involucrar a estos dos equipos universitarios de investigación para que ayuden a la NASA con este gran paso en el desarrollo de la tecnología”, ha declarado en la página web de la Agencia el administrador asociado de la Space Technology Mission Directorate de la propia NASA, Steve Jurczyk.

La Agencia estadounidense DARPA fue la encargada de seleccionar a las dos incógnitas de la ecuación, los dos grupos universitarios que han acabado formando parte del proyecto con la NASA. Tanto el MIT como la Universidad Northeastern de Boston van a contar con un presupuesto de 250 mil dólares cada uno para hacer un prototipo de aquí a dos años, a 2017.

Veremos más robots de este tipo en misiones de la Nasa e igual son creaciones de nuestro alumnos de robótica.